Barra iluminada
Breve historia de la idea:

La idea de MALAMALUCA surge ante la imperiosa necesidad de un local de copas en la zona noroeste de Madrid. Aunque la idea inicial se perfilaba como la de un bar donde poder tomar algo tanto después del trabajo como por las noches, se ha ido ampliando con nuevas aportaciones hasta lo que es hoy en día.

En la actualidad, con un amplio horario de apertura podemos ofrecer a nuestros clientes desde un picoteo a la hora de comer, hasta una buena partida de mus en la sobremesa, saboreando una de nuestras numerosas bebidas Premium o degustar nuestros exquisitos cócteles (MOJITO, CAIPIRINHA, DAIKIRI de distintos sabores, COSMOPOLITAN, MARGARITA,…), pasando por el disfrute de un buen concierto de música en vivo, cualquiera que sea el estilo elegido, una sesión de DJ para movernos con los ritmos de moda, o de hace unas décadas, podemos alquilar el local para nuestras fiestas privadas, optar por la contratación de un catering y una barra libre, … y mucho, mucho más.

El local está situado en un pequeño centro comercial todo exterior, con una amplia oferta de plazas de aparcamiento; donde lo que predomina son negocios de restauración.

¿Qué ofrece Malamaluca?:

Cenar o tomar una copa en un local como los de toda la vida ya no está de moda. Lo que se llevan son los locales modernos decorados de forma elegante donde el ambiente cool invite a calentar motores ante la prometedora noche, y nada mejor que esa noche la disfrutes sin tener que moverte de local. Todo ello concebido como un espacio global en el que converjan varios conceptos relacionados pero no idénticos: el bar, la discoteca, el restaurante y la sala de conciertos. Prueba de estos nuevos lugares de culto es Malamaluca que abre sus puertas con la intención de convertirse en epicentro del estallido de los nuevos sabores actuales.

Decorado con tonos negros y notas chic art, Malamaluca se presenta como un espacio acogedor y fresco, muy alejado de otros clásicos y oscuros locales. Aquí los plataneros de su escaparate, el mouk de sus columnas, las lámparas Mikado, su confortable bancada, la peculiaridad de sus aseos, la amplitud de sus techos, la magnitud del botellero, … le confieren un toque de distinción y ese aire moderno inspirado en los selectos clubes neoyorquinos.

Como espacio global que pretende ser, conjuga las características propias de un restaurante -oferta culinaria para almuerzo y cena- , las de un pub en el que tomar las primeras copas de la noche -con una amplia carta de cócteles y música de fondo-, las de una discoteca donde disfrutar de la noche y la de una sala de conciertos en la que vibrar con la música en vivo.

La carta es sencilla pero nada corriente, introduce cocina internacional y exótica.

Los cócteles son una  gran apuesta de Malamaluca, servidos en unos vasos de diseño que permiten mantener el frescor y frescura.

Dispone de una terraza exterior, que permanece abierta durante los meses estivales, resulta el lugar ideal para el aperitivo y la mejor opción para tomar una copa en las noches veraniegas. Para los que todavía no estén convencidos y necesiten más motivos para acercarse a Malamaluca, aquí va otro: la música. Durante todo el día suenan temas que van desde el chill-out al house según avanza la noche, pasando también por el pop británico, el funky, el soul, el jazz, la música Indie,...